jueves, 30 de agosto de 2012

La Magia de los Kanjis

En la entrada "Dónde" dejé entrever la fuerza de los kanjis. Hablaba de un velero y la ausencia de viento...
Quizá me creas si te cuento más sobre ello; para ese mismo viaje y las personas que me acompañarían en él, preparé unos "kanjimanes". Elegí ideogramas diferentes como "sentimiento", "ahora", "amor", "mar", "relax", "felicidad", "ilusión"...


Cada uno eligió uno (o sea, cada kanji eligió a uno), y de entrada les gustó el detalle, pero más tarde reflexionaban sobre lo que tenían entre manos; me decían que era justo lo que sabían que tenían que trabajar personalmente. Conmigo se quedó "armonía"...

Hay también quien no pasa por su mejor momento y al regalarle uno enmarcado me cuenta el buen rollo que le da, y me encarga más. Le digo: es la magia de los kanjis y con su ¿¿¿ SIII ??? vi que se lo creía, y me hizo ver que ¡¡lo creo yo también!!

Mi sensei Hikari dice: " cuando regalas una caligrafia, regalas más que eso. Pienso que parte de esa energía y buen deseo con la que se hace, pasa a formar parte del regalo. Es como dar un abrazo, una sonrisa... Son pequeños gestos, a veces casi inapreciables, pero con una gran energía concentrada... "

1 comentario:

  1. Hay ayeres y mañanas pero no hay hoyes.

    Eres un lujo para cualquiera que te conozca, sigue con esta fuerza que tienes.

    Besos

    ResponderEliminar