lunes, 24 de febrero de 2014

Reciclando un error.

Así es, tal cual.
 
Las pasadas Navidades compré un grupo de cajas de varios tamaños de cartón forradas de tela.
 La más grande la emplee en poner Feliz Año Nuevo y se salvó:
 
 
 
Pero las otras dos definitivamente me quedaron fatal.
 
Me daba pena tirarlas así que corté las caras de cada caja; como se veía el cartón, pegué en cada lado unas tiras finas de washi tape, por detrás las uní con cinta negra una y roja la otra, cubrí con papel negro la parte trasera y lo puse colgando de la tapa de la caja a modo de móvil:
 


 
En el otro extremo puse un cascabel rojo.
 
Parece que no fue mala idea y mi hermana me encargó que le escribiera unos kanjis que ella eligió para el de 4: familia, fuerza, felicidad y humor.
 Pero para que quedara un poco más coherente con el japonés escribí: hogar, energía espiritual, felicidad y alegría.

 
 
Jugué un poco con sellos y tintas y ...¡ aquí está !

 
Si no le gusta como han quedado siempre puede plegarlo y guardarlos dentro de su tapa:
 

 

Espero que lleve mucha fuerza y mucha alegría a tu despacho, niña. 


El otro de 3 busca dueñ@...
 
 
 

8 comentarios:

  1. Y lo cuentas así , vamos chupado hacerlo !!!
    SIEMPRE SORPRENDIENDO.
    Muy muy bonito y creativo

    ResponderEliminar
  2. Pero qué buena idea y qué buenas manos!! Me encanta!!!

    ResponderEliminar
  3. Y es para mi. No puedo creerme que el otro no tenga dueño, el mio ya tiene su sitio reservado.
    Delicado y con fuerza, perfecto.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Que chulo primaa!! :) moni.Santander

    ResponderEliminar