sábado, 24 de mayo de 2014

Hay ai ahí


Hace unas semanas compré unas acuarelas japonesas con pigmentos metálicos que no sabía que me gustarían tanto.
 
 
Se dio el hecho que en una de mis últimas clases Elena había preparado para mi el kanji Amor (Ai), que no había practicado nunca y que me haría retomar mi viejo pincel grueso.
 Llevaba un tiempo guardado y ... al intentar que de nuevo me diera más me di cuenta que ... ya había dado todo de sí.
 Pero seguirá conmigo y haremos más cosas juntos; puede que no con tinta pura pero sí aguada .
 
Estrené mi block de papel de acuarela, empecé a jugar con ellas; descubrí que me encantaba el efecto que le daba al papel.
 
 
También me gusta el dibujo que he formado justo antes de hacer la foto ...
 ¿lo ves?
 
Para la caligrafía decidí usar 3 de los tonos: dorado, bermellón y bronce.
 
La primera parte la realicé en dorado:
 
 
El corazón del kanji, en bermellón:
 
 
Y la parte final en bronce:
 
 
 
Después de varios ensayos con distintos tonos de gris y saturación de acuarelas al final me decanté por dejar el kanji así:
 

 
 
Lo he dejado sin sellar, no se bien por qué, quizá porque sellarlo es como hacerlo mío y debe ser de todos, no se.
 
 
Dejo más fotos de detalles del kanji
 
 
 
 
y un kokoro desde otro punto de vista.
 
 
Creo que hoy es un bonito día para esta entrada de mi blog ...
 ¡Gracias por leerme!

2 comentarios: