martes, 15 de julio de 2014

Para el calor

Del viaje que este año hizo Elena a Japón me trajo varias cosas y entre ellas un abanico de papel blanco con varillas fijas, un tipo llamado uchiwa.
 
De uno de mis libros de haikus, Ruego a la Mariposa,  ya tenía yo echado el ojo a uno de ellos que me encanta, y éste me pareció el soporte perfecto para escribirlo porque habla de papeles, verano, aire...

 
 
 
 Aprovechando que llegaba el verano, que al menos para mi guardaba cierto parecido con una mariposa y que sigo encantada con mis acuarelas metálicas, aproveché para pintarlo un poco...
 
 
Sólo faltaba darle vida y aire con el haiku de Masaoka Shiki.
 
Dice así:
 
Tormenta de verano.
Papeles de mi mesa
salen volando.
 
natsu arashi
kijoo no hakushi
tobichirasu
 
 
 
Finalmente me decidí por usar acuarela dorada :
 
 
Y bueno...no se parece mucho a una mariposa, pero me gusta el resultado; finalmente quedó así:
 
 
¡Y es que me encantan las tormentas, el verano, los papeles!
 
¿Qué te parece?

3 comentarios:

  1. Dice Claudia , el abanico tendría que ser rosa jijijijiji

    ResponderEliminar
  2. Es mejor que una mariposa, etérea y duradera. Me encanta

    ResponderEliminar
  3. Has conseguido hasta la sensación del 'polvillo' de las alas de mariposa

    ResponderEliminar