domingo, 27 de diciembre de 2015

Trabajos manuales

A raíz del último evento que compartí con Carol y Rocío me han pedido muchos encargos.

De las 20 tarjetas de año nuevo que preparé sólo me quedan 5, vendí todos los marcapáginas y he preparado otros 18 más,


y además me han encargado también varios shikishi y uchiwa enmarcados


algo sobre tela y un rollo japonés en el que estoy trabajando.

Me hace mucha ilusión que la mayoría de los encargos hayan sido para regalar; me hace pensar que la artesanía tiene su sitio, que las piezas únicas, de materiales exclusivos, hechas seriamente y con todo el cariño son apreciadas por cada vez más personas, y que a la vez el que lo recibe lo agradece de forma especial.

Las piezas hechas a mano requieren muchas horas, mucho estudio, muchas clases, y mucha prueba y error (del que se aprende también).
Y también van cargadas de mucha ilusión por ver la reacción del que lo recibe.

Quiero agradecer otra vez a toda la gente que me sigue, que se ilusione con mis trabajos y mis logros.

Y a todas las personas como Elena y Mónica que me dan consejos e ideas para mejorar.

Que 2016 sea un año con mucho arte.

almadtinta@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario