martes, 24 de enero de 2017

Exposición en Japón

Fruto de las enseñanzas que recibí de la mano del Maestro Masao Hikita y gracias a su interés y amabilidad he tenido la oportunidad de mostrar los trabajos que realicé en clase en una exposición organizada por Gayuukai 雅友会 ( Asociación investigadora y promotora de la caligrafía japonesa ).

La exposición se pudo ver del 6 al 8 de enero en el museo de Historia de la ciudad de Otsu, junto a Kyoto.



Entrada del Museo de Historia



Entrada a la sala de exposición



Cartel explicativo de la exposición
Tuvimos la suerte de compartir espacio con trabajos preciosos de sus alumnos japoneses.




Como ya conté en la entrada anterior en las clases que recibí pude practicar varios estilos y el Maestro se tomó la molestia de embellecer los trabajos mediante diferentes soportes.



Las obras en estilo tensho las remarcó con tallos de bambú y en mi opinión quedaron muy potentes.



Y para los trabajos estilo kaisho eligió papeles, telas y motivos diferentes con los que confeccionó diferentes kakejikus para cada obra.

El mío quedó simplemente precioso.



Pero lo que realmente más me impactó ( y eso que una caligrafía mía haya estado expuesta en un museo en Japón ya es bastante increíble ... ) fueron las palabras con las que el Maestro explicaba nuestro paso por allí.


                                   Traducción de la nota:

"La Srta. Elena Hikari, a quien conocí hace algún tiempo, me pidió que diera clases de shodo para sus alumnos, y en noviembre de año pasado tuvimos dos semanas de clases. Junto a ellos yo también he aprendido cosas.
En total eran 12 personas y no solamente me impresionaron por su actitud frente al shodo, sino también por su actitud frente a todo en general. Eran personas muy... educadas y tenían una gran capacidad de concentración. Acerca de la caligrafía, hicimos desde kaisho 楷書, gyosho 行書, reisho 隷書, tensho 篆書, hasta kana 仮名, y profundizamos conocimientos. También me emocionó saber que había alumnos que les interesaba la cultura japonesa aparte del shodo, como cerámica, bonsái, origami (papiroflexia), mizuhiki, y sus niveles de conocimientos eran impresionantes. Les admiro mucho porque con dos semanas intentaron conocer al máximo la cultura japonesa para desarrollarse por sí mismos.
Durante la estancia, no fueron a otros sitios turísticos, sino que venían a trabajabar tres horas al día para proseguir sus estudios. Sin embargo, han visitado sitios como a “Fude no Sato” (taller y museo de fude) en Kumano, “Naruko washi” (taller del papel tradicional) en Ootsu y “Boku-Undo” (taller y museo de sumi) en Nara. También estoy agradecido a las personas que con buena voluntad nos ayudaron a llevar a cabo estas visitas para aumentar nuestros conocimientos.
Aquí presentamos los resultados de estas cortas pero intensas dos semanas de trabajos de kaisho 楷書 y tensho 篆書, esperando que sirva como un intercambio de cultura de cara al Shodo.
Confío en que después de volver a Madrid, trabajen con varias tareas que les he dado, y continúen estudiando shodo seriamente, pensando en el próximo viaje a Japón.

Espero verte pronto,

Masao Hikita

Mil gracias Hikita sensei.

Ha sido un gran honor y una gran suerte haber podido compartir tanto y tan bueno.

¡ Hasta pronto !





domingo, 20 de noviembre de 2016

Aprendizaje en Japón

He sido la protagonista de un auténtico cuento.
 

He vuelto a Japón pero esta vez he recibido clases del maestro japonés Hikita Masao y también he tenido la suerte de visitar una fábrica de sumi, una de papel artesano y he podido hacer ¡mi propio pincel!

Haré varias entradas sobre el viaje porque ha sido muy intenso y muy mágico. Pero ahora me centraré en la caligrafía exclusivamente y más adelante en el resto de actividades, todas relacionadas con el shodo.
 
Después de una pequeña presentación en japonés de cada uno de nosotros, de entregar unos regalos a Hikita sensei,  tomar un te matcha ( gracias de todos modos ...)  y ver tesoros en forma de suzuris, sumis, hankos, etc, subimos al estudio del maestro.
 
Un espacio realmente impresionante empapado de arte, historia, repleto de papel y pinceles.
 
 
 
 
 
Lo primero que nos explicó fue cómo utilizar el pincel y cómo cambia su comportamiento dependiendo de la altura y el modo en que lo agarráramos; era de lo que más respeto me daba en un principio, pero resultó ser de lo más fácil. 
 
Nos habló sobre la historia del shodo, de los materiales y de las diferentes posturas para ejecutar correctamente los diferentes estilos.
 
 
Y nos dio ejemplos para practicar kaisho, reisho, tensho y pincel fino.
 
https://pielypapel.wordpress.com/2012/02/15/estilos-de-caligrafia-parte-vi-kaisho-%E6%A5%B7%E6%9B%B8-estilo-estandar/
 Elegí este texto en kaisho porque la primera parte del primer kanji sólo me ha salido bien una vez de todas las que lo he intentado ... unas cuantas... y bueno, está casi decente.
 
 
 
El estilo reisho, mucho más antiguo, se caracteriza por un trazo ornamental como el de este ejemplo :
 
 
 Los trazos deben ejecutarse con la misma presión y la misma velocidad y su inicio debe ser redondeado.
 

 
 
Y el estilo tensho, típico estilo de sello :
 
http://shodocreativo.com/projects/estilos-tensho/
 También el sensei nos dio ejemplos para practicar kana con pincel fino intentando unir o intuir la unión de los trazos :
 
Primavera-verano-otoño-invierno.
 
 Practiqué técnicas con las que nunca me había atrevido, como firmar con pincel grueso o mover el cuerpo en los estilos antiguos.
 
Elegí los ejemplos que veía con más dificultad para mi, aunque me la jugara para la exposición de trabajos de alumnos que Hikita sensei va a preparar en enero.
 
Mi rincón en el estudio en Japón.
 
¡ Y tampoco había practicado nunca ante un calígrafo de un templo !
Resultó que Aru, que se entiende muy bien con todo el mundo, le dijo que éramos estudiantes de shodo, el monje me ofreció un papel y su pincel cargado ... y escribí lo que había estado practicando en clase esa mañana.


Escribiendo en el tempo Kiyomizu dera.

 
Le debió hacer gracia la situación porque le devolví el pincel y cuando le mostraba la caligrafía, él agarró el papel y por más que yo tiraba hacia mi, el hombre no la soltaba.
Yo la quería de recuerdo y parece que él también ... ganó la lucha y se la quedó...
 
¡ Qué buenos momentos y cuántas risas !
 
Quiero agradecer el viaje, y el aprendizaje a:
 
Elena Hikari por escribir el guion del cuento, por contar conmigo, por preocuparse tanto y tan bien y ocupar tanto tiempo para que todo resultara perfecto.
Por toooda su paciencia.
 
A Akiko "Soja" por su entrega, por estar pendiente de todos y todo, por su cariño y su labor de traducción en las clases.
 
A Nakamura-San por corregirnos, por ayudarnos a hacer las cosas bien , y elegir los ejemplos menos malos para presentar.
 
A Hiroko por acogernos y ser tan estupenda cocinera y a Kaori por su arte fotográfico.
 
Y cómo no al maestro Hikita Masao por abrirnos las puertas de su casa y su estudio, por cuidarnos como si fuéramos su familia, por habernos elegido como los primeros alumnos no japoneses para compartir sus conocimientos no sólo de caligrafía, por todo el material que nos ha entregado, por todo el trabajo que nos lega a través de Elena, y por todos los detalles que ha tenido con nosotros.

 Por ser tan generoso y compartir su historia y la de su Maestro con nosotros.


Trabajos de Hikita sensei.

Muchas muchas gracias.

almadtinta@gmail.com

jueves, 1 de septiembre de 2016

Avanzando

Llevo estudiando caligrafía japonesa con Elena Hikari de Shodo Creativo  (www.shodocreativo.com) desde 2011.
Recuerdo perfectamente mi primer encuentro con ella, mi primera clase y mi primer pincel.
 Hace 5 años ya...
 
Qué difícil y a la vez gratificante era todo.
Y lo sigue siendo; sigo en camino, avanzando, aprendiendo, valorando...
 
He hecho una parada ( ¡de 15 días! ) en este camino para descansar, para tomar aire, para pensar, renovar ideas y planteamientos y porque personalmente era necesario justo en este momento.
 
Y justo en este momento la escuela Nihon Shuji, de la que soy alumna desde hace dos años, me ha otorgado Premio de Oro y un nuevo grado: Primer Dan.
 
Bien.
 
 
Y éste fue el trabajo que presenté en el mes de julio:
 
 
 
" Si no hay gente los peces salpican de forma natural,
 si el viento se detiene, se huele mejor el aroma de los lotos "
 
 
Elena, gracias por tu paciencia y por entenderme siempre.
 

lunes, 11 de julio de 2016

Tanabata 2016

Mientras España el 7 de Julio celebra las fiestas de San Fermín, en Japón conmemoran la festividad de las estrellas, o Tanabata.
La fiesta celebra el encuentro entre Vega y Altair que representan a dos amantes: Orihime y Hikoboshi.
La leyenda cuenta que la Vía Láctea los mantiene separados, y sólo pueden verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar, durante las noches, cuando se ven las estrellas...

Así que para celebrarlo aquí y a nuestra manera, hicimos una quedada para hacer caligrafías sobre las estrellas en formato grande junto al Palacio de Cristal del Parque del Retiro.




Fueron momentos mágicos, por la fiesta en sí, por el entorno, y porque además estaban allí Panakos Project con sus han (¡bravo!) que hacía que aquello cobrara una dimensión aún mayor.

Yo empecé en plan pequeñito, pero gracias a Elena y a Sergio me animé a probar un pincel raro y largo y que imprimía unos efectos muy chulos.
Hoshizora no shinpi
" Misterio de un cielo estrellado "
Oía a la gente decir lo que les gustaba. Genial.
Después nos acercamos, desde la distancia, a los rituales de la fiesta, escribimos deseos en papeles de colores y los colgamos en un bambú del Parque.


 Quedó precioso, algunos alumnos llevaron también adornos de papel de colores típicos de la fiesta:
 redes de pescar, molinillos, estrellas, grullas...
Compartimos pinceles, tinta, papeles y mucho calor.
Fue una tarde redonda,  ¡ con lo diferentes que somos unos de otros y lo bien que compactamos !
  

 Precioso Madrid

Esperando desde ya la siguiente quedada ... 

almadtinta@gmail.com

martes, 28 de junio de 2016

Una sencilla y gran boda.

He tenido la suerte de acompañar a Isa y Toñín el día de su fiesta de boda.
Dos grandísimas personas a las que les debo agradecer un montón de cosas.

Me dijeron que su fiesta sería diferente, divertida y sencilla (reflejo de sus formas de ser),  que querían tener un detalle ese día con cada uno de sus amigos y que habían pensado en mi para hacerlo realidad.

Simplemente me puse como loca de contenta.

Tenían pensado regalar una piedra con la caligrafía de un kanji. Personalizadas, para cada uno de los amigos lo que más necesitara o lo que mejor le definiera.

Y me puse a ello.


 Esta además incluía una nota en perfecto castellano...




Utilicé unas pinturas metalizadas, bronce y dorado que compré hace meses sin saber para qué, sólo porque me gustaban


y lo mismo pasó con una cinta de arpillera azul preciosa que utilicé para envolverlas como regalo.

A Isabel le encantó también porque es su color favorito, y creo que acertamos al combinarlo con papel de fibras color chocolate, tabaco y dorado.




De una prueba de materiales surgió poner los nombres con efecto tiza en cartón y colocado en cada una de ellas con un cordel.
Le daba un aspecto como rústico que me encanta.


Faltaba tener un detalle para ellos, y quería hacer algo relacionado con las piedras de regalo pero más especial aún.

Así que dando vueltas ( literalmente ) se me ocurrió hacer algo en pizarra.

Y qué mejor que escribir "kotobuki" que es lo que se escribe para unos recién casados para desearles felicidad y longevidad.

Escribí kotobuki en pintura plateada y en diferentes estilos.
El que más destaca es el estilo antiguo que me encanta.

Pasamos una gran tarde con unas grandes personas, a las que les deseo seguir felices en el camino en el que están, agradecer el tiempo que emplean en intentar mejorar la vida de todos, siempre con una sonrisa.


Felicidades Isa y Toñín; sois fuera de serie.
¡Mil besos!

¡¡¡Salud!!!!!


almadtinta@gmail.com

sábado, 14 de mayo de 2016

Regalo para Daniel

 
Sé que tengo el blog un poco abandonado; pero no es porque haya dejado la caligrafía, que no he parado, sino porque unas veces estoy plasmando ideas nuevas a desarrollar y otras no puedo compartir lo que estoy haciendo para que no se enteren los interesados antes de tiempo...
 
Pero hoy tengo un gran motivo para retomar el blog.
 
Le pregunté a mi sobrino Daniel qué quería de regalo por su 9º cumpleaños y tranquilamente me soltó:
 " a lo mejor no hace falta comprar nada y me puedes hacer un cuadro para mi habitación nueva con letras de esas que te gusta a ti pintar".
 
¿No es una pasada?
 
 En ese momento se aunaron su ilusión y la mía, su capacidad de innovar y mi sorpresa.
Y me puse manos a la obra.
 
¿Qué hace Daniel siempre que tiene tiempo libre?
Inventar, aprender, sorprender, innovar, crear, construir, investigar, idear, preguntar, pensar.
 
Jugar.
 
 
Tenía que ser algo desenfadado, de trazos imperfectos, y que diera juego. Algo potente.
 
De los ejemplos que me mostraba Elena, en el que vi a Daniel jugando fue en el de estilo antiguo.
 
Aproveché para estrenar dos sellos nuevos; uno con el nombre de mi blog y otro pequeñito que significa aprender          
 
 
Espero que le guste el regalo, que se vea reflejado, que no se canse muy pronto de verlo y que cuando nos veamos, me siga trayendo frases escritas en japonés.
 
Gracias Daniel por tu vitalidad y tu ilusión desde siempre.
 
Feliz año 9. ¡Muack!
 

sábado, 20 de febrero de 2016

Kakizome 2016

Un día de clase del pasado diciembre charlando con Mónica surgió la idea de escribir un deseo para el año nuevo.

El tema fue "in crescendo": planeamos hacerlo a lo grande, al aire libre, con más gente, en un sitio con magia ... y de ahí surgió la idea de hacer nuestro propio kakizome.
El kakizome es una tradición que suele realizarse el 2 de enero y que consiste en escribir una palabra que exprese un sentimiento o un deseo para el año nuevo.

Así que el último fin de semana de enero mis compis de shodo y yo estuvimos en el templo de Debod emulando este día a nuestra manera.

Cada una escribió a lo grande el punto en el que está o lo que desea conseguir este 2016; había kanjis para todos los gustos: zen, perseverancia, amor; también había flores, bambúes, haikus...


Elena Hikari
Maestra de caligrafía



Luciana Rago
Maestra de pintura


Había buen rollo en un atardecer precioso de los que brinda Madrid.

Lo del rollo también en sentido literal  porque todo el mundo aportó algo, así que teníamos un papel de varios metros, incienso gigante, cuencos para la tinta, un cubo y muchas ganas de expresar.

Todo a lo grande.


Yo elegí "decidir", y lo escribí en un hueco que había quedado en el rollo de papel con las caligrafías de todos.


No se aprecia bien pero el tamaño del pincel que me prestó Elena era acorde al momento.

Generalmente en el auténtico kakizome el 14 de enero se quema la caligrafía, así que nosotros quemamos allí mismo una parte también.



Fue una buena experiencia que nos gustaría repetir.

Muchos deseos en un gran atardecer.


almadtinta@gmail.com